Según la Organización Mundial de la Salud las fobias afectan a un 7% de la población, los clásicos miedos a las arañas o las alturas están dando paso a fobias modernas, relacionadas con la tecnología y nuestro ajetreado ritmo de vida. Todo el mundo siente miedo, con mas o menos intensidad, focalizado a una situación determinada o no, ante un peligro real o imaginario. Sin embargo, en ocasiones el miedo deja de ser adaptativo, para convertirse en algo que nos impide llevar una vida “normal”. Cuando el miedo ha llegado a ese limite podemos hablar de “fobias”.

Nos pasamos una media de tres horas diarias mirando el móvil o la tableta. Entre los jóvenes menores de 25 años la dedicación media a estas dos pantallas sube hasta cuatro horas y media. Según un estudio de lastminute.com, elaborado con motivo del Día Internacional para Enfrentarse a los Miedos (Face Your Fears Day), el miedo a perder la conexión a internet, la cobertura o el teléfono móvil crece en España. Según dicho estudio, el 21% de los españoles siente pánico de perder su móvil, porcentaje que se sitúa por delante de italianos(18%), franceses (15%), alemanes (14%) y británicos (9%). Los españoles son también los europeos que más comparten en las redes sociales sus miedos y fobias, puesto que un 37% lo haría sin problemas y más de la mitad asegura que lo compartiría para ayudar a otras personas.

miedo a perderse algo

“(…) Estás en un tren y de pronto te das cuenta de que no tienes conexión de datos. La ansiedad se apodera de ti. ¿Cómo vas a invertir el tiempo que te queda de viaje, si no puedes ver el correo ni las redes sociales? Otro escenario diferente: estás en un aeropuerto a punto de embarcar, haces el gesto de sacar el móvil pero no lo encuentras. Piensas que te lo has dejado en el control de equipajes o, aún peor, que te lo han robado, y el corazón se te acelera como si fuera a salirse del pecho hasta que ¡uf! Lo encuentras en tu bolsillo. Si has pasado por una situación de este tipo, entonces formas parte del club de sufridores de las llamadas “fobias modernas”, ¡y no estás solo!

El “FOMO” (“Fear of Missing Out” o miedo a perderse algo) afecta ya a un 7% de los españoles, cifra que se eleva al 15% en el caso de los millennials (población entre 18 y 35 años) y que afecta a más hombres que a mujeres (9% y 6% respectivamente). Junto con este miedo a la exclusión digital, a los españoles les afecta también el temor a quedarse sin Internet (12%), y en esto nos situamos por delante de otros países europeos como Alemania (11%), Italia (10%), Francia (9%) o Reino Unido (6%).

La idea de no poder navegar por la red, ver qué hacen sus contactos en Facebook o compartir momentos en Instagram aterra a buena parte de los españoles, e incluso algunos están más preocupados por su imagen digital que por la real, con un 3% al que le da miedo no ser popular en las redes sociales.”

Lee el artículo completo en Expansión.